BLOGOSFERA

Francisco Javier Jerez González

Mismo perro, distinto collar


La pasada semana veíamos no con cierto asombro como miles de personas, alentadas por el presidente Trump, asaltaban el Capitolio, la sede del poder democrático estadounidense presa de los bulos y la mentira para no reconocer la victoria en las urnas de Joe Biden, ya presidente electo demócrata.

Veíamos, ya sin ningún tipo de asombro, como existe cierto paralelismo entre los postulados que el actual presidente saliente defiende con la derecha más reaccionaria de nuestro país, protagonizada por Vox pero también por ciertos sectores del PP que, como ocurre en el caso del presidente de la Junta, Moreno Bonilla, no dudan en reafirmar su "tronco común".

Porque aquí en Andalucía el PP aspira ya a quitarse el lastre que supone el gobierno de coalición con Ciudadanos para ir de la mano de quienes ahora se han convertido en su brújula ideológica, la ultraderecha, aunque eso signifique defender aspectos como la segregación, el mantener un sistema desigual con la mujer, el total desprecio por la democracia o la falta de sensibilidad hacia las consecuencias con las que la pandemia del COVID-19 está azotando a sus miles de ciudadanos, ya sea en España o en Estados Unidos.

Realmente, para el PP, gobernar o no con Vox, como ya hace de facto, no es ningún problema. Porque hablamos del mismo perro pero con distinto collar. El del PP es la parte moderada de cara a la galería, el de la foto amable, el que intenta gracias a la propaganda tapar sus propias incompetencias de gobierno en Andalucía; en de Vox es el de las declaraciones agresivas, el de buscar constantemente una excusa para enarbolar la bandera de todos y todas con tal de seguir justificando una total falta de visión de país, y sabe que en el PP tiene un fiel aliado.

Porque las políticas de la Junta ya no la escriben los andaluces y andaluzas con sus votos, las escribe Vox para desmembrar cualquier resquicio de política social o de seña que identifique a nuestra región. Así lo hemos visto no solo en los recortes a la sanidad o la educación pública, sino también en las protestas por la manipulación en Canal Sur, en la crisis laboral que se mantiene en las ITV de toda Andalucía o en la total incompetencia para gestionar las vacunas contra el COVID-19 a pesar del esfuerzo logístico sin precedentes realizado desde el ejecutivo central, entre otros.

En el tándem PP-Vox todo vale con tal de seguir jugando al bloqueo institucional ante el gobierno progresista de coalición de PSOE y Podemos. Siguen jugando a tirar piedras contra el tejado del gobierno, contra el de la democracia mayoritaria en este país, la misma piedra que otros han intentado tirar al Capitolio de EE.UU.

Sin embargo, hemos visto que, lejos del ruido y las voces, al final en la principal y más antigua democracia de nuestro planeta ha imperado la ley y se ha reconocido el poder la democracia, nos queda todavía, no sabemos si llegaremos a verlo, que la derecha y la ultraderecha de este país abandonen la confrontación y la ceguera para aceptar que existe un gobierno legítimo que está dispuesto a no dejar a nadie atrás y que cuenta con la fuerza de las urnas.

Todavía están a tiempo.

TRANSPARENCIA

Información económica sobre el PSOE de Málaga y de sus cargos

Nuestro sitio utiliza cookies.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/CE se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las mismas. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente AVISO LEGAL.