BLOGOSFERA

Francisco Javier Jerez González

El Pacto de la Vergüenza


Los resultados de las pasadas elecciones autonómicas han demostrado que el pasado 2 de diciembre los andaluces y andaluzas vuelven a confiar de forma mayoritaria en Susana Díaz para liderar la puesta en marcha de una legislatura en la que el PSOE siga impulsando esta tierra en aspectos como la economía, la sanidad o la educación y que se sigan defendiendo el estado de derecho y las políticas sociales y laborales en sintonía con las medidas que han colocado a Andalucía a la cabeza no sólo de nuestro país, sino de nuestro entorno europeo.

Más de un millón de andaluces y andaluzas, de forma autónoma y voluntaria, han reconocido que, con un gobierno socialista en la Junta se ha avanzado de forma responsable y se ha sabido alcanzar acuerdos estables dentro del debate democrático que existe en nuestro parlamento regional, para aprobar una treintena de leyes y tres presupuestos autonómicos en tres años. Incluso este hito ha provocado que desde Ciudadanos, como socio de gobierno, se muestre de forma pública la satisfacción por el pacto alcanzado con el PSOE en junio de 2015.

Ésta ha sido nuestra carta de presentación ante los y las votantes, en ella hemos trabajado para que Andalucía progrese como sociedad. No en vano, se han mantenido los planes de empleo, se ha dotado a la ciudadanía de mayores derechos ante los desahucios, se ha consagrado el apoyo institucional a la Memoria Histórica y Democrática, se sigue protegiendo a las personas con discapacidad y se ha impulsado la participación ciudadana. Pero es que, además, se ha blindado la Ley de Dependencia, garantizado los derechos del colectivo LGTBI, se ha fomentado el emprendimiento, se sigue luchando contra la violencia de género y atendiendo a sus víctimas, se ha promocionado la igualdad de género y se han sentado las bases para el desarrollo de los sectores audiovisual, del cine y del deporte en nuestra tierra.

Las pasadas elecciones también arrojan una segunda lectura. El PSOE ha ganado en 615 municipios de la región, casi el 80% del total, confirmando que seguimos siendo el partido con mayor implantación territorial y que mejor sabe conectar con nuestros pueblos y ciudades apostando por el municipalismo. Esa es la fuerza que nos motiva para seguir defendiendo esta tierra y con la que ya hemos puesto en marcha grupos de trabajo comarcales en nuestra provincia para recuperar la confianza de quienes se han abstenido de cara a las próximas elecciones municipales.

Sin embargo, ante esta realidad, tanto PP como Ciudadanos han apostado por entablar un diálogo de perdedores que, y para poder gobernar la Junta de Andalucía, tienen que incorporar necesariamente el apoyo expreso de la ultraderecha que representa Vox. Han apostado por el "Pacto de la Vergüenza", por mucho que ambos partidos intenten blanquear a quienes en sus intenciones ya han mostrado sus añoranzas: las de la vuelta a ideales que fueron protagonistas de uno de los periodos más oscuros de nuestra historia más reciente, la dictadura franquista.

PP y Ciudadanos necesitarán el apoyo de Vox, una formación con postulados en los que los y las socialistas no nos reconocemos nunca. Ese nunca será nuestro espejo ni en ese camino nos encontrarán para tender nuestra mano. No nos lo perdonarían ni las víctimas de la violencia machista, ni el colectivo LGTBI, ni quienes nos reconocemos en el movimiento feminista.

No lo olvidarían las cuidadoras que hacen posible que la Ley de la Dependencia sea una realidad, ni los pensionistas que han vuelto a ver como sus prestaciones se revalorizan con el IPC gracias al PSOE, ni los y las jóvenes que están pensando en estudiar una carrera en nuestra Comunidad Autónoma porque saben que, aprobando los créditos, sus matrículas costarán 7 euros de media cuando en otros sitios ya superan los 1.500 euros. Tampoco los y las trabajadoras de la televisión y la radio públicas andaluzas, los mismos que ahora ven amenazado su trabajo por las intenciones de cierre que se persigue desde Vox y ante la incertidumbre que refleja el que PP en la capital malagueña no les haya expresado su apoyo a instancias de una moción socialista.

Quienes no sean capaces de hacer esta lectura estarán forzando a los andaluces y andaluzas a tener que pasar por el rodillo de tres partidos políticos unidos sólamente por un mismo deseo: poder y sillones. Unidos con quienes no han abierto los ojos sobre lo que suponen 40 años de democracia, de la lucha por defender los pilares del Estado de Bienestar y en cómo hemos avanzado como sociedad. Si PP y Ciudadanos quieren gobernar con Vox firmarán el Pacto de la Vergüenza, y tendrán que explicarlo.

TRANSPARENCIA

Información económica sobre el PSOE de Málaga y de sus cargos

Nuestro sitio utiliza cookies.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/CE se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las mismas. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente AVISO LEGAL.